Logo HSA

Tfno

Tfno Urgencias y Citas

Redes sociales

e izquierda a derecha, la psicóloga clínica Dª Esperanza Mora Tello, el Director Médico, Dr. Joaquín Domínguez, la psiquiatra Dra. Nieves Gómez-Coronado Suárez de Venegas, y la nutricionista, Dª María Dolores Sousa Márquez

Es el primer Hospital privado de la provincia que pone en marcha este servicio, que nace con el firme objetivo de convertirse en centro de referencia en la atención a estos pacientes

Hospital San Agustín de Dos Hermanas ha creado la nueva Unidad de Trastorno de la Conducta Alimentaria, la primera que se pone en marcha en un centro hospitalario privado de la provincia y que ofrece una atención específica y multidisciplinar a este tipo de pacientes.

 Se trata de una unidad para el tratamiento de trastornos de la conducta alimentaria, como la anorexia, la bulimia o el trastorno por atracón, patologías que tienen en común la preocupación excesiva por el peso, la imagen y la dieta. Son enfermedades con graves consecuencias para la salud física y psicológica de quienes la sufren y para sus familias. Las consecuencias de no detectar y tratar este trastorno de manera eficaz para la salud mental y física son altamente peligrosas para la persona que lo padece.

 A pesar de que este tipo de trastornos tienen cada vez más presencia en la sociedad actual, quienes las padecen y sus familias disponen de pocos recursos. Consciente de esta necesidad, HSA ha puesto en marcha este nuevo servicio que tiene como firme objetivo convertirse en centro de referencia en la atención a los pacientes que sufren este tipo de trastornos de la conducta.

 La unidad, dirigida y coordinada por la Doctora Nieves Gómez-Coronado Suárez de Venegas y la psicóloga clínica Dª Esperanza Mora Tello, reconocidas profesionales con amplia experiencia, la conforma un equipo multidisciplinar de psiquiatras, psicólogos y médicos especialistas, así como también cuenta con la supervisión de una nutricionista, Dña. María Dolores Sousa Márquez, que ofrecen un tratamiento individualizado a cada paciente.

 La creación de unidades específicas para el tratamiento de estas patologías ha supuesto un gran avance terapéutico ya que, con los años, ha quedado demostrado que el abordaje multidisciplinar es la mejor herramienta para lograr la recuperación de este tipo de pacientes.

 Desde la Unidad de Trastornos de la Conducta Alimentaria de HSA son conscientes de que no existe un tratamiento único y estándar, sino que se tiene que adaptar a las características de cada paciente. Principalmente se orientan en tres vertientes: tratamiento ambulatorio, centro de día y, en los casos más graves, cuando existe riesgo vital para el paciente, la hospitalización.

 Con la creación de esta nueva unidad, Hospital San Agustín de Dos Hermanas sigue apostando por aumentar los servicios en aras de mejorar la calidad asistencial ofrecida a nuestros pacientes.

 

El responsable del Servicio de Traumatología de Hospital San Agustín, el Doctor Castilla, insiste en la necesidad de acudir a la consulta de un especialista para un diagnóstico correcto

El Dr. Castilla, responsable del Servicio de Traumatología de Hospital San Agustín, hace un repaso sobre el  dolor lumbar, también llamado lumbalgia, un síntoma muy prevalente en la población actual. De hecho, se estima que entre el 80 y el 90% de las personas sufren en su vida algún episodio de dolor lumbar. Esta patología está considerada como la mayor causa de absentismo laboral en la población activa, tras los cuadros de vía respiratorias altas, con el consiguiente coste económico que supone para cualquier sociedad avanzada.

“En la mayoría de los casos esta patología discurre de forma benigna y se resuelve en un plazo de unos 15 días sin mayores consecuencias”, afirma el Dr. Castilla quien insiste en la importancia de acudir a la consulta de un especialista para hacer un diagnóstico correcto.

El síntoma que más frecuentemente se asocia con la lumbalgia es la ciática, que es la irradiación del dolor lumbar por una o las dos piernas. “La zona de distribución del dolor y la presencia de zonas en la piel dormidas o con sensación de hormigueo y debilidad muscular, nos indica el nivel y la severidad de la posible lesión”, precisa el doctor. En casos extremos, puede llegar a producir síntomas genitales o pérdida de control de esfínteres. Los cuadros de lumbalgia más frecuentes son también los más banales y responden a contracturas musculares por malos hábitos o sobreesfuerzos puntuales, según explica el Dr. Castilla.

La patología más frecuente a nivel lumbar es la degenerativa, entendida ésta como el deterioro de las estructuras óseas, articulares y discales de la columna lumbar. “Tenemos que tener en cuenta que la posición bípeda hace que el peso y la mayor movilidad sobrecarguen mecánicamente los segmentos lumbares más bajos”, explica.

El Dr. Castilla recuerda que “en personas mayores de 60 años, con los discos ya gastados y un componente artrósico severo, se produce un estrechamiento del canal lumbar con la consiguiente comprensión de las estructuras que están en su interior”. La mayoría de estos cuadros suelen tener un tratamiento exitoso por métodos conservadores, comenzando por normas de higiene postural, hábitos, pérdida de peso en caso necesario, estiramientos, etc. aunque también se pueden aplicar otros tratamientos como la rehabilitación o infiltraciones, así como el tratamiento con medicamentos.

Cuando el cuadro no responde o se asocia con síntomas de comprensión neurológica, se debe valorar el tratamiento quirúrgico, aunque el doctor Castilla insiste en que para “obtener mayores posibilidades de éxito es primordial hacerlo en el momento adecuado”.

 

 

Hospital San Agustín incrementa así la cartera de prestaciones en el Servicio de Ginecología con el objetivo de mejorar la calidad asistencial ofrecida a nuestros pacientes

Hospital San Agustín de Dos Hermanas ha incorporado a la cartera de prestaciones del Servicio de Ginecología los últimos avances en tecnología fetal basados en ultrasonidos y con imágenes muchos más realistas. De esta forma, a partir de ahora, HSA ofrece la posibilidad de realizar ecografías 4D y 5D (también conocidas como ecografías emocionales), con la garantía de que van a ser realizadas bajo la supervisión del Doctor Antonino Parrilla, ginecólogo de gran experiencia que cuenta con una extensa formación en la realización de ecografías fetales.

Con la incorporación de esta novedosa técnica, HSA incrementa la calidad asistencial ofrecida a nuestros pacientes al mismo tiempo que se convierte en el primer centro hospitalario de la localidad y su área de influencia en ofrecer este tipo de prestación. Así, durante los seis primeros meses, tanto las ecografías 4D como las 5D se van a promocionar a unos precios especiales.

¿Qué diferencia hay entre la 4D y la 5D?

 La principal diferencia entre la ecografía 4D y la 5D está en el tratamiento de la imagen. De esta forma, la 4D aporta imágenes del bebé en movimiento a tiempo real y en color, además esta ecografía permite ver el rostro del feto con calidad. La ecografía 5D, también conocida como ecografía emocional, va más allá con el tratamiento de la imagen volumétrico, ofreciendo más calidad, textura, realismo y nitidez, hasta el punto de que incluso se puede apreciar el tono de piel del bebé.

¿Cuándo es conveniente realizarla?

Lo más recomendable es realizar estas ecografías entre la semana 24 y la 30. Las imágenes que se obtengan dependerán de lo avanzado que esté el embarazo. Entre las semanas 12 y 20 se puede ver el cuerpo del bebé pero no sus facciones, aunque entre las semanas 24 y 30 se pueden observar los rasgos bien definidos del bebé, e incluso si hace muecas, se chupa el dedo o saca la lengua. A partir de la semana 32 se observa la posición del bebé, pero hay una menor cantidad de líquido amniótico que dificulta la visión.

Además del tiempo de gestación, es relevante la colocación del feto para poder ver el rostro al bebé. Por esta razón, es importante que sea un ginecólogo quien aconseje sobre cuándo es el mejor momento para hacer este tipo de ecografías.

Entre sus principales síntomas destacan la fiebre, malestar general, dolores musculares, congestión nasal, tos frecuente, pérdida de apetito y cansancio

Con el frío llegan los resfriados comunes, las bronquitis y la temida gripe. Y es que el frío favorece la circulación de este virus, coincidiendo los picos más altos de la tasa de incidencia de gripe con las épocas más gélidas del año. La gripe es una enfermedad vírica que, en la mayoría de los casos, es leve y sin complicaciones. Los principales síntomas son: fiebre (entre 38 y 40°); malestar general; dolor de cabeza, tos frecuente; dolores musculares (sobre todo en espalda y piernas); dolor de cabeza y de garganta; congestión nasal; estornudos; pérdida de apetito y cansancio. Estos síntomas pueden prolongarse hasta siete días.

¿Qué cuidados debo tener en cuenta cuando tengo gripe?

Se recomienda permanecer en reposo, beber abundante líquido, principalmente agua y zumos, y mantener una dieta saludable y equilibrada mediante el consumo de frutas y verduras.

También es importante cuidar la higiene, para ello se recomienda lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, tapar la nariz o la boca al toser, utilizar pañuelos desechables y evitar tocar los ojos, la nariz o la boca.

Además, se debe mantener una buena higiene general en el domicilio, reposar en un espacio individual con buena ventilación y reducir el contacto con otras personas hasta que pasen 24 horas desde la última vez que tuvo fiebre. Así, disminuirán las posibilidades de contagio.

Se aconseja controlar la fiebre con el uso de antitérmicos siempre en caso de que la temperatura corporal supere los 38,5°C.  Recordar que la gripe es causada por un virus y como tal no responde a los efectos de los antibióticos.

Ante la presencia de cualquiera de estos síntomas, se recomienda acudir al médico, que es quien determinará el mejor tratamiento a seguir.

 

 

 

El interprete fue atendido por la Unidad de Aparato Digestivo-Endoscopia, servicio de referencia en el desarrollo de pruebas diagnósticas y técnicas endoscópicas pioneras

Hospital San Agustín de Dos Hermanas ha realizado una revisión médica rutinaria al reconocido actor malagueño Antonio de la Torre, recientemente galardonado en los Premios Forqué y en los Feroz por su interpretación en  la película “El Reino” y doblemente nominado a los Goya, convirtiéndose en el actor español con mayor número de candidaturas a estos premios.

El actor fue atendido por la Unidad de Aparato Digestivo-Endoscopia de HSA, que dirige el Dr. Rodríguez-Téllez, un servicio que cuenta con un alto nivel de especialización y desarrollo técnico, así como de reconocimiento médico. Hay que destacar que Hospital San Agustín es considerado centro de referencia tanto en la realización de este tipo de pruebas diagnósticas como en el desarrollo de técnicas endoscópicas pioneras y exclusivas que han supuesto un avance importante en el tratamiento de determinadas patologías.

En este sentido, el Dr. Rodríguez-Téllez y su equipo son un referente nacional en Endoscopia Terapéutica Avanzada (mucosectomías, ablación de esófago de Barrett, CPRE, ecoendoscopia, etc); y específicamente  en las vertientes clínica, diagnóstica y endoscópica de la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).

El director de la Unidad de Aparato Digestivo-Endoscopia de Hospital San Agustín, actualmente vicepresidente de la Sociedad Andaluza de Patología Digestiva y vocal de la Sociedad Española de Endoscopia Digestiva, cuenta con la calificación “calidad nivel excelente” del programa de Acreditación de Competencias Profesionales de Médico Especialista en Aparato Digestivo, de la Dirección General de Calidad, Investigación y Gestión del Conocimiento de la Consejería de Salud.

 

 

Página 1 de 15